Ciclo de Producción

Se retiran las bobinas desde el almacén y se cortan longitudinalmente en una oportuna línea
de corte para conseguir flejes con el largo correspondiente a la circunferencia de los tubos
que se quieren producir.
Los flejes alimentan las varias líneas de moldeado de los tubos, donde, con rodillos
motorizados y en vacío, se convierten en una sección circular.
Tras este proceso, los tubos son soldados longitudinalmente con método Tig o Laser.
Seguidamente se realizan los siguientes procesos: eliminación del cordón de soldadura exterior,
calibrado, spazzolato y marcado y cortado en barras de 6 metros.
Siguen eventuales trabajos para el tubo decapado, satinado y pulido.